When we do fantasy. We must not lose sight of reality

Soy Adriana Castillo, mexicana. Vivo en la ciudad de Los Angeles, California. Soy actriz.

Por Posh Editorial.


Publicado hace 3 meses 3 semanas



Mi trabajo consiste en plantearme historias imaginarias en mi cabeza, imaginarme que soy otra persona y vivir dentro de una realidad inventada como si fuera completamente la mía.

«Acting is living truthfully under imaginary circumstances». — Sanford Meisner

Soy Adriana Castillo, mexicana. Vivo en la ciudad de Los Angeles, California. Soy actriz.

Disfruto la creación, me asombran las reglas cinematográficas que da realidad a todo lo que vemos en el cine, televisión y teatro. Todo aquello que hace posible ese producto final que es una película, un show de entretenimiento, una obra de teatro, etc. Eso con lo que tanto nos identificamos, nos hace reír, llorar, nos asusta, nos gusta, nos disgusta… o todo junto, pero que, al final, nos hace sentir.

Me gusta el tiempo y el ritmo de los shows en vivo, compartir espacio con equipos de producción, iluminacion, sonido, cámaras, artistas, todos trabajando en conjunto para que el show fluya sin margen de error, sin la posibilidad de que el director pueda gritar «¡Corte!», reparar/trabajar en el error y grabar otra toma. Todo sin descanso.

He visto a grandes actuar en un escenario sin público como si lo tuviera, no por nada le llaman «el negocio de las mentiras». Hace poco acudí a una audición donde solicitaban actores con experiencia en Voice Over, sin que ésta tuviera experiencia. La primera vez que audicioné en Los Ángeles fue en un casting con dominio del español y «teleprompter experience»; jamás había usado un teleprompter. En ambos casos me llamaron para decirme que estaba contratada.

Hoy entré de nuevo a una cabina de grabación, me puse unos audífonos, tomé un libro que estaba a mi lado y leí dos hojas de un libreto con voz de princesa. Dos más con voz de una niña de 3 años y, por último, dos más con voz de mamá... y aquí vamos de nuevo; a ser alguien distinto todos los días.

Estoy sudando casi siempre, me encanta reír de nervios, vivir la realidad que todos ven en pantalla grande. Me gusta interpretar todos los finales posibles, improvisar las veces que sea necesario, y no quiero salir de ahí hasta que mis propias luces estén apagadas.

«When we do Fantasy, we must not lose sight of reality». — Walt Disney


Comentarios de Disqus